Este jueves día 12 de marzo son las elecciones al Claustro Universitario, que como sabéis “es el máximo órgano de representación de la comunidad universitaria, al que corresponde supervisar la gestión de la Universidad Politécnica de Madrid y definir las líneas generales de actuación en los distintos ámbitos de la vida universitaria”. 

La gestión de este equipo rectoral se ha basado en el control de las mayorías en los órganos de representación de la Universidad. Es decir, en pasar el rodillo aprovechando que tienen asegurado de antemano un número de votos suficiente, y evitar el diálogo, la negociación y el consenso. No sabemos con certeza qué buscan con ello, lo que sí está claro es que no buscan lo mejor para la UPM; a la vista están los resultados de su nefasta gestión.

Especialmente sangrante es el caso de los 301, motivo por el cual surgió la Coordinadora UPM. El pasado viernes se cerró el penúltimo capítulo de este despropósito, al no llegarse a un acuerdo para evitar el que puede ser el primer ERE en la Universidad Pública. Como de costumbre, un simulacro de negociación para acabar haciendo lo que tenían pensado desde un principio. Chapuza tras chapuza para supuestamente ahorrar dinero, resultando finalmente que no sólo no han ahorrado nada, sino que se han gastado un dineral en abogados e indemnizaciones. Todo ello vulnerando leyes, pisoteando derechos, empeorando el servicio que presta la Universidad, creando un ambiente de enfado y de desánimo entre los trabajadores y estudiantes...

Sabemos que es difícil elegir entre un montón de nombres, en su mayor parte desconocidos. Y que lo fácil es no molestarse y no votar. Pero desde Coordinadora UPM hacemos un llamamiento a acudir a votar responsablemente, intentando informarse de aquellos candidatos que más afinidad tengan con nuestra idea de Universidad. Por ejemplo, los compañeros cuya plaza fue amortizada, los 301, han presentado su candidatura para PAS laboral http://los301.org/los-301-en-marcha-hacia-el-claustro-de-la-upm/ 

Ahora tenemos una oportunidad para evitar que la mayoría del Claustro esté de parte del actual Rector. No es mucho, pero es una importante medida de presión. Y el primer paso para el cambio.

¡¡ VOTAD PARA CAMBIAR LAS COSAS QUE NO OS GUSTAN !!