La Universidad Politécnica de Madrid ha sufrido el primer gran ataque a la Universidad Pública por parte de nuestros gobernantes, que ha consistido en despedir a 301 miembros del PAS e imponer una nueva bajada de los sueldos de los profesores.
 
El Rector Sr. Conde se ha prestado a ser el “interventor/ejecutor” de la Comunidad de Madrid, obedeciendo sus mandatos, y lo ha realizado recurriendo a unas actuaciones de la policía nacional en la Universidad impensables en un sistema democrático.
 
El Ministro Sr. Wert pretende utilizar a un grupo de “expertos”, nombrados por él mismo, para que sus informes justifiquen sus planes de poner las Universidades Públicas en manos de las Comunidades Autónomas, con la colaboración de partidos políticos, banqueros y empresarios. En www.cupuma.org se analiza el documento presentado por la “Comisión de expertos” presidida por la Sra. Miras.
 
La asamblea general de profesores, estudiantes y PAS de la UPM acordó hacer un llamamiento a las Universidades Públicas para que rechacen los despidos, las subidas de tasas académicas, las bajadas de sueldos y los recortes presupuestarios.
 
Todos tenemos que asumir nuestra responsabilidad ciudadana y universitaria para evitar la destrucción de la Universidad Pública. El NO a los planes de destrucción tiene que ser un grito unánime que se manifieste en los Claustros, Consejos de Gobierno, Juntas de Centros, Departamentos, etc.
 
Las Universidades tenemos que poner fin a esta cruenta y prolongada agonía, y tener un papel decisivo en la huelga del 9 de mayo en defensa de toda la enseñanza pública.