Ayer miércoles día 19 se hizo pública la sentencia del TSJ de Madrid por la que se desestiman la demandas acumuladas interpuestas por FETE-UGT y FE-CC.OO, contra la UPM y FOGASA.

Esto supone un varapalo para nuestras aspiraciones de justicia, ya que consideramos que no se han tenido en cuenta las argumentaciones de los demandantes como representantes de los trabajadores.

Contra esta sentencia cabe recurso de casación, que según fuentes de CC.OO., ya están preparando los abogados del sindicato.

Podéis ver la sentencia aquí

 

Ahora no podemos dejar que cunda el desánimo. Aún tenemos la esperanza del recurso.

Esto no hace más que reafirmarnos en nuestra lucha por la defensa de la Universidad Pública frente a lo que consideramos injusto.

Ahora tenemos más motivos si cabe para pedir la dimisión del Rector, y se lo podemos hacer ver el próximo día 26 en el Claustro extraordinario.