Ayer miércoles 26 de junio estaba convocada una sesión extraordinaria del Claustro Universitario de la UPM con el único punto del orden del día:

  • "Pronunciamiento del Claustro en relación con los recortes en el presupuesto del año 2013 y en defensa de la Universidad Pública".

A la hora de la segunda convocatoria (17:00) no se alcanzó el quórum necesario de un tercio de los claustrales y no se pudo abrir la sesión.

Según los artículos 15 y 17 del Reglamento del Claustro Universitario es un deber de los claustrales asistir a las sesiones del Claustro.

Los claustrales que habían solicitado la sesión, iban a presentar a la consideración del Claustro el siguiente documento: 

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS Y PROPUESTA DE PRONUNCIAMIENTO DEL CLAUSTRO

 

Hace exactamente un año, el Claustro Universitario de la Universidad Politécnica de Madrid, en su sesión del 26 de junio de 2012, reclamó al Gobierno de la Nación “racionalizar el gasto público en el ámbito educativo sin merma del derecho constitucional de acceso en igualdad de oportunidades a la enseñanza pública” e instó a la Comunidad de Madrid a garantizar “la financiación de las universidades públicas madrileñas adoptando modelos que permitan racionalizar el gasto educativo sin afectar de manera drástica a las tasas universitarias y, con ello, alejar la universidad de los estudiantes más débiles económicamente.”

También manifestó en ese mismo acuerdo “su rechazo al importante incremento de las tasas universitarias de grados y másteres” y echó de menos “una política de becas más amplia que la actual, claramente insuficiente”.

El Claustro manifestó entonces su preocupación por las actuaciones de las Autoridades del Estado y de la Comunidad de Madrid. La situación actual exige que manifieste también su preocupación por algunas actuaciones de las Autoridades académicas y de algunos Órganos colegiados de gobierno de la propia Universidad.

Un año después de aquel pronunciamiento, la UPM ha despedido a 301 miembros de su Personal de Administración y Servicios y ha recortado las retribuciones de todos sus profesores, sin que su Claustro haya aprobado estas actuaciones estratégicas.

Más allá de los despilfarros visibles, las autoridades de la UPM han realizado una mala gestión durante años y tienen responsabilidades por habernos abocado a la actual situación de falta de recursos económicos. Además, no es aceptable que la UPM siga invirtiendo dinero en proyectos gestionados por responsables de esa mala gestión y que, sin embargo, se haga pagar sus consecuencias a empleados que no han tenido ninguna responsabilidad en ella. Por otra parte, este Claustro aún no ha recibido ninguna propuesta de plan económico financiero que permita salir de la situación actual.

Haber mantenido a un empleado en un puesto de carácter laboral (o funcionario) interino por vacante en la UPM durante muchos años (más de 8 en algunos casos) convierte a los responsables en ejecutores de un fraude de ley  contra la legislación laboral del Estado. Los recientes despidos sin indemnización de esos empleados, demuestran que las actuales autoridades de la UPM continúan actuando con la misma falta de respeto a esos empleados “interinos” que habían tenido sus antecesores.

El incremento de las tasas académicas y la anunciada reducción de las becas, terminan de agravar lo que se está percibiendo como un ataque a la Universidad Pública.

Por lo hasta aquí expuesto, y manifestando el deseo de que la UPM siga desempeñando el servicio público de formar a muchos de los mejores ingenieros, licenciados y arquitectos españoles, y el deseo de que todos nuestros estudiantes gocen de la igualdad de oportunidades, el Claustro Universitario de la UPM, en su sesión extraordinaria del 26 de junio de 2013, acuerda el siguiente pronunciamiento:

El Claustro Universitario de la Universidad Politécnica de Madrid se pronuncia en defensa de la Universidad Pública y rechaza los “recortes” contenidos en el presupuesto del año 2013 en sus medidas de acompañamiento, especialmente las medidas que han supuesto 301 despidos del PAS y la reducción del 50% de la cuantía anual del complemento específico del PDI”.

 

Una pena haber perdido esta oportunidad...