Aunque tímidamente, se van viendo cada vez más reacciones ante la clamorosa injusticia que se está cometiendo con los "readmitidos" del PAS laboral.

Por un lado, el Consejo provisional del Departamento de Sistemas y Recursos Naturales de la ETSI de Montes, en su última reunión extraordinaria del 24 de octubre, acordó remitir al Rectorado un escrito reclamando la incorporación del personal cuyo despido había sido declarado nulo. Ver acta.

Por otro lado, la Junta de Escuela de la EUIT Forestal, el pasado 3 de diciembre, va un poco más allá y "acuerda por unanimidad expresar su disconformidad con la gestión realizada por el Equipo Rectoral en relación con los despidos del PAS ocurridos en marzo de 2013 y exige responsabilidades al respecto, así como que dicha mala gestión no afecte al correcto funcionamiento de esta Universidad, ni al cobro regular de los salarios por parte de sus trabajadores." Ver acta.

Sabemos que no es mucho, pero se agradece enormemente el gesto. Y es un comienzo, las primeras gotas que escapan de la presa que se resquebraja.

Exijamos todos lo mismo con fuerza, cada uno desde su posición y posibilidades, para hacer que caiga de una vez ese dique de contención que el Rector y su equipo han construido a su alrededor, que excluye a la mayoría de la Comunidad Universitaria y está hundiendo en la precariedad a la UPM.

Somos muchos ya los que exigimos transparencia y justicia. Que no nos atenacen los miedos, la pereza ni la desesperanza. Estamos en nuestro derecho.

¡Que cunda el ejemplo!

 

 

Se está celebrando estos días la II Semana de la Ciencia Indignada, impulsada por colectivos de estudiantes de varias universidades de Madrid. 

Se trata de más de 30 charlas en las que se unen divulgación y reivindicación celebradas en los campus de la UCM, UPM, UC3M y UAM.

Habrá además dos eventos en el centro de Madrid:

  • Este domingo 14 de diciembre "Ciencia en la calle" con experimentos y talleres para todos los públicos.
  • El sábado 20 de diciembre "Ciencia Digna", una mesa redonda sobre la relación entre ciencia y sociedad.

Se pueden consultar los horarios y detalles de los eventos en blog:

http://cienciaindignada.blogspot.com.es/

 

 

 

 

Acusamos:

A D. Carlos Conde, Rector de la UPM y a Dña. Carmen García de Elías, Gerente de la UPM:

  • de haber despedido a 301 personas integrantes de los colectivos PAS funcionario y laboral de la UPM

  • de utilizar argucias legales para no ejecutar el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo que declaró nulo el despido de 156 personas (PAS laboral)

  • de estar agravando la situación económica de la UPM, generando unos gastos innecesarios y a la vez injustos e inmorales, contratando abogados y asesores, pagando salarios sin dejar a los trabajadores prestar y desempeñar de forma efectiva su trabajo

  • de usar los peores métodos de coerción empresarial, impropios de una universidad pública

 

Cronología de los hechos:

La crisis económica golpea España por todos los costados. Los recortes llegan a la educación, y la Universidad aun creyéndose a salvo, no ha sido una excepción. La UPM que proclamaba y presumía de su bonanza económica, de la noche a la mañana “descubre” que tiene un agujero en sus cuentas de 29 millones.

Su nuevo equipo rectoral, heredero en parte del anterior, decide, en medio de un clima policial que no se recordaba en la universidad española desde los tiempos de la dictadura franquista, que para salvar las cuentas, tiene que despedir a 301 personas pertenecientes al colectivo más débil de su personal, esto es el personal de administración y servicios.

Para ello, con el beneplácito de la mayoría de los miembros del Consejo de Gobierno, el Rector amortiza plazas, es decir elimina de un plumazo 301 puestos de trabajo, improvisando un paripé de negociación con los representantes de los trabajadores. La respuesta a todas las propuestas alternativas a los despidos fue negativa, incluso a veces jocosa, mostrando así su objetivo real, eliminar dichas plazas y deshacerse de dichos trabajadores de la forma más barata, sin derecho a indemnización, sin derecho a nada, es decir, de la forma más ruin. Todo ello en aras de “salvar” a la UPM de una situación económica ruinosa que según la dirección impedía pagar la nómina de su personal fijo, docente y no docente.

A pesar de tener un servicio jurídico, encuadrado en los niveles más altos de la administración y pagados en consecuencia, y aún a pesar de la supuesta ruinosa situación económica, la UPM contrata abogados y asesores para hacer efectivo su propósito, primero ante los tribunales para tratar que les den la razón y después como “interpretadores” de la sentencia del más alto tribunal.

Sin embargo, y a pesar de tanto abogado contratado, el Tribunal Supremo declara nulo el despido de 156 trabajadores (PAS laboral), lo que obliga a una readmisión automática de los mismos, pero la UPM les readmite de una forma singular: les paga pero sin nómina, les admite pero no les da trabajo efectivo, negándoles la cuenta de correo electrónico o la tarjeta de control horario.

De esta forma los trabajadores afectados se encuentran en situaciones tan variopintas y aberrantes como: - estar trabajando en su antiguo puesto de trabajo pero sin haber sido autorizado, - estar asistiendo a su puesto de trabajo pero sin trabajo efectivo puesto que no se lo dan, - recibir contestaciones de sus directores de centro tales como “no entiendes que me estás poniendo en un compromiso”, “no deberías volver por el centro pues se podrían crear situaciones violentas”, “si vuelves por aquí avisamos a vigilante de seguridad”…

La Gerencia de UPM lo que quiere en realidad es que desaparezcan y les ofrece aceptar un despido improcedente, el cual la Inspección de Trabajo ya está investigando, y si el trabajador no lo acepta, la Sra. García de Elías, Gerente de la UPM, le despide sin contemplaciones.

Por ahora van 18 despedidos por “causas organizativas”. Hay actuaciones que pueden estar permitidas por la ley, pero que son absolutamente inmorales, máxime cuando provienen de una administración pública como la universidad.

 

Coordinadora UPM

 

A continuación adjuntamos la carta de despido. Pulsa aquí para descargarla en PDF. 

PORQUE OTRA EDUCACIÓN ES POSIBLE

PORQUE OTROS POLÍTICOS SON NECESARIOS

 
​Y PORQUE NO TENEMOS MIEDO, A PESAR DE ESTE ESTADO POLICIAL

Tras más de 140 días de encierro, 
​​
Policía en ArcipresteOkupado

 

 

20N: Jornada de lucha por la Educación Pública

 

 

 
 
Propuestas

Enlace a la revista Interviú aquí

 

Subcategorías